Buscar en el blog

6 jul. 2015

¿Le pondrá mi muerte un fin a esto?

Tengo la idea del dolor en mente. Un pilar quizá de mi existencia, producto de todo aquello que debió haber sido, pero por razones que prefiero no enumerar, no lo fue.
El pasado me aqueja (y me ha aquejado siempre) por razones obvias. Define mi presente y afecta mi futuro. Una especie de enfermedad que cargamos a cuestas, la idea de la muerte como un final, al final, de un (no) eterno camino sin retorno que es esta vida.
La búsqueda de una razón, el sentirnos útiles, el no pensar.
Tengo la idea de dolor en el cuerpo, y afecta aún más que en mi mente, que muere a cada paso que doy en este futuro inalcanzable. Temo a ese dolor, ese dolor que me limita en todos los sentidos existentes (y de probable existencia).
Hoy parafraseo, como lo he hecho tantas veces. Parafraseo sobre la vida (de lo que ignoro ampliamente), del amor (y su figura literaria), del dolor (y sus posibles consecuencias). Hoy parafraseo como siempre.
Hace tiempo que no escribo. No existía necesidad. ¿Para qué escribir?
Los principios axiomáticos de mi vida se desvanecen. La idea de una hetero-existencia me abruma, no quiero cosas diferentes, distintas unas de otras; no quiero depender de la sinergia que "las diferencias" engloban. Quiero que todo sea lo mismo. Quiero la monotonía de la igualdad, la posibilidad de no discusión. Quiero la vida del ignorante. Quiero ser feliz.
Tengo la idea del dolor, como una sombra en mi memoria. Este dolor me define, y me abruma. Y está llegando el día en el que este dolor me controle, me limite. Hoy temo por mi vida en este anhelo persistente de la cercana muerte.
"No sientas pena de los muertos, sino de los vivos, y sobre todo de aquellos que viven sin amor"
¿Será que busco el sufrimiento? ¿Será está mi marca de heroína... ese dolor?
Tengo la idea de dolor, una idea interesante, y por supuesto teórica. Tengo esa idea instalada en mi mente, en mi cuerpo, y en la memoria. Quizá de una vida que ya fue. Quizá en esta vida que vivo, o la que me tocará vivir en el futuro. Pero esta idea me acompaña, como siempre lo ha hecho.
¿Le pondrá mi muerte un fin a esto?