Buscar en el blog

12 may. 2016

Abrázame fuerte que lo necesito...

Recuerdo aquel abrazo,
inesperado, eterno: tan necesitado.
Duró lo que duran los momentos,
lo justo y necesario.
Pero hoy lo ansío;
¡Oh, mierda, cómo lo ansío!
Lo ansío sin decoro: lo necesito.
¡Oh, mierda, cómo te necesito!
Y abril ya pasó,
ya pasó. Empezó y terminó.
Pero vos seguís ahí.
Mierda que estas con vida.
¿Yo vivo.. en tu mente?

Recuerdo hoy aquel abrazo en mi cuerpo,
rodeando mi espalda con sorprendente fuerza,
cumpliendo la promesa que me habías hecho
cobrándote esa deuda, pagándome ese precio.
Recuerdo aquel abrazo, porque lo necesito,
lo necesito hoy más que a nada en el mundo;
sólo un abrazo...
sólo un fuerte abrazo que dure lo justo y necesario,
que me saque un par de lágrimas del alma,
que me ayude a estar solo, sin vos, por siempre.

¡Oh, mierda, cómo me necesito!